Beneficios de la respiración funcional

La respiración es un acto inconsciente pero a su vez forma parte de nuestro sistema nervioso autónomo, esto quiere decir que podemos tomar sus riendas en el momento que decidamos.

El problema es que el estilo de vida moderno nos ha llevado a perder el control casi total de nuestra respiración, y esto, supone una real amenaza para nuestra salud.

¿Sabías que muchas de las enfermedades actuales como diabetes, enfermedades autoinmunes, cáncer etc, están relacionadas con una respiración deficiente?

¿Sabías también que muchas lesiones de hombro, espalda o cadera también están directamente relacionadas con una función respiratoria inadecuada?

Llevo mas de 10 años viendo cómo muchos de mis clientes mejoraban su calidad de vida, su rendimiento y su estética gracias a mejorar esta capacidad.

A continuación te voy a enumerar todos los beneficios que tiene:

  1. Mejora el intercambio de gases a nivel celular.
  2. Controla el sistema nervioso simpático y ayuda a mejorar la calidad del sistema nervioso parasimpático.
  3. Mejora tu rendimiento y es antimicrobiano gracias a la creación de óxido nítrico.
  4. Reduce la hipertensión.
  5. Reduce la inflamación sistémica al disminuir las citoquinas inflamatorias en el cuerpo.
  6. Mejora la calidad del sueño y nuestro estado de ánimo.
  7. Aumenta la tolerancia al estrés y la fatiga.
  8. Disminuye las crisis cefaleas.
  9. Mejora de la respuesta ante enfermedades autoinmunes por su potente efecto antioxidante.

¿Cómo debes respirar por la nariz y qué cosas tener en cuenta?

  • Debes respirar más del 90% del tiempo por la nariz.
  • Sólo respirarás por la boca para entrenar, comer y hablar.
  • Tu lengua debe estar ubicada en tu paladar llegando a la parte posterior de tus dientes superiores.
  • Tus labios deben estar sellados siempre que no hables ni comas.
  • Tu respiración debe ser calmada, con exhalaciones que duren prácticamente el doble que tus inhalaciones.
  • Durante el sueño es necesario respirar también por la nariz, si sospechas que respiras por la boca, o lo sabes, séllate la boca con un esparadrapo.

Podríamos decir que esta acción no debiera ser un hábito ancestral ya que es parte de nuestro ser, pero nos hemos empeñado en desapegarnos de él, por esto quiero darte algunos consejos para ponerlo en práctica:

La mecánica de respiración debe ser en la mayoría del tiempo, costal-diafragmática. Esto significa que durante la inhalación tus costillas deben expandirse en 360º, mientras que tu abdomen acompaña el movimiento también hacia adelante, laterales e incluso posteriormente. Elevar tus hombros y tu pecho de forma mecánica es síntoma de una respiración de alerta. Por esto es muy importante realizar sesiones de respiración consciente diarias, ubicando las manos sobre tus costillas flotantes, inhalando y exhalando por la nariz, y teniendo en cuenta que el tiempo de vaciado debe durar al menos el doble del tiempo de llenado. Un punto más a tener en cuenta es que debemos procurar que el llenado de aire nunca supere el 50% de la capacidad pulmonar total (hablamos de en estado de reposo) y el vaciado debe alcanzar prácticamente el 90% de su capacidad total. De esta forma conseguiremos integrar la actividad del transverso, oblicuos y serratos en la respiración.

En entrenamiento, es posible respirar por la nariz en sesiones de baja intensidad. Para aquellos entrenamientos de alta intensidad, deberás buscar respirar por la nariz en las fases de descanso con la mayor brevedad posible, esto te ayudará a recuperar antes y mejor.

En el descanso, si sientes que tienes atascadas las fosas nasales, puedes hacer lavativas con suero fisiológico. Al principio puede parecerte aparatoso, pero en cuanto le cojas el truco es una práctica muy sencilla. Con una jeringa gruesa inclinas la cabeza hacia un lado y posteriormente inyectas el suero fisiológico por un orificio de tu nariz, permitiendo que el líquido caiga por el contrario. El resultado es una nariz despejada y lista para respirar.

El sellado de labios para dormir es 100% seguro, básicamente por que cuando te lo pones antes de dormirte ya estás respirando por la nariz, y durante el sueño, esta mecánica es completamente natural, lo que pasa es que nuestro sistema se ha hecho vago. Es posible que las primeras dos noches te sientas algo incómodo, pero no te preocupes, será cuestión de eso, un par de días, lo siguiente es disfrutar de un mejor sueño y días posteriores con mucha más energía.

Espero que te haya gustado, y si quieres tomar las riendas de tu salud, rendimiento y estética sólo tienes que entrar en el Club Camaleón, el mes de Septiembre pondremos en práctica este hábito ancestral junto con entrenamiento y nutrición.

También te puede interesar

Aún no eres miembro del Club Camaleón?

Apúntate a la
lista de espera