Impacto de la atención en la salud mental

Decía William James que “la realidad es aquello a lo que le prestamos atención”.

Hay que decir, que el ser humano por naturaleza, se distrae. Nuestra capacidad de atención es muy limitada y siempre lo ha sido, pero si que es verdad, que vivimos en la época más difícil para concentrarnos. Nunca antes habíamos tenido tantos estímulos que nos distrajeran tanto, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. No solo por los dispositivos electrónicos de los que ya somos totalmente dependientes, sino también por el estilo de vida frenético al que estamos expuestos y “acostumbrados”, sobretodo los que vivimos en la ciudad.

¿Y qué impacto tiene esto sobre nuestra salud?

Empecemos por el principio. Cuando potencias la atención (meditando por ejemplo), tu cerebro comienza a experimentar cambios físicos (neuroplasticidad):

· La primera estructura cerebral que experimenta estos cambios es la corteza prefrontal, es decir, la parte del cerebro que precisamente se encarga de la atención y está ubicada en la parte de la frente.

· Esta alteración en la estructura cerebral, origina cambios en otras partes del cerebro más profundas. Estas estructuras más profundas son las encargadas de las emociones.

Por lo tanto, sabemos que, meditando vas a conseguir potenciar tu atención y al mejorar tu atención, tu cerebro será cada vez más capaz de controlar las emociones en cada momento, esto estás íntimamente relacionado, como es lógico, con el tan ansiado estado de bienestar y por consiguiente con la salud mental.

Estudios realizados en la universidad de Harvard dicen “una mente divagante es una mente infeliz

Para acabar, sabemos que la mejor herramienta para potenciar la atención es, como he dicho antes, la meditación. Y el mejor aliado de la meditación es la respiración.

Ya está demostrado que, no hace falta ser un monje budista para beneficiarte de esto, numerosos estudios, concluyen que con 5 min al día, 4-5 días a la semana, es el tiempo de práctica estimado para poder apreciar estos beneficios.

También te puede interesar

Aún no eres miembro del Club Camaleón?

Apúntate a la
lista de espera